No por nada, Costa Rica es un país destacado en la exportación de piña. Para comercializar sus frutas, toda productora del país pequeña, mediana o grande debe seguir estándares de calidad relacionados con la inocuidad, regulaciones fitosanitarias, la protección del medioambiente y el respeto a las normas de salud ocupacional, entre otros elementos fundamentales.

 

Procedimientos para producir piña en Costa Rica

 

Por este motivo, el Ministerio de Agricultura y Ganadería junto al Servicio Fitosanitario del Estado y al Servicio de Extensión Agrícola compilaron una serie de prácticas necesarias para la producción de piña con calidad, en su Manual de Buenas Prácticas Agrícolas para la Producción de Piña. A continuación, le compartiremos el resumen de los procedimientos de soporte y de los procedimientos operativos.  

 

Procedimientos de soporte

 

El marco general de la sostenibilidad de la producción agrícola se encuentra en los procedimientos de soporte, los cuales son la capacitación, la trazabilidad, el historial de la plantación, el manejo del suelo, el manejo de la semilla y el uso de insumos agropecuarios, todo con base en las disposiciones nacionales e internacionales vigentes.  A continuación, nos referimos a tres de estos procedimientos.

 

Capacitación

Una de las buenas prácticas más importantes es tener un programa de capacitación o de entrenamiento sistemático sobre los quehaceres agrícolas, las medidas higiénicas y los estándares de saneamiento, que les permita a todos los trabajadores saber qué hacer, cómo hacerlo, por qué, y a quién avisar en caso de duda. Las áreas de capacitación son las siguientes:

 

  1. Manejo de agroquímicos (plaguicidas y fertilizantes), sintéticos y no sintéticos.
  2. Calibración de los equipos de aplicación.
  3. Manejo y conservación de suelos.
  4. Manejo integrado de plagas.
  5. Manejo de la fruta en el campo y durante la cosecha, el empaque y el transporte. 21
  6. Higiene, salud y seguridad ocupacionales.
  7. Uso de bitácoras o registros que den fe de las tareas que se realizan en la finca.

Manejo de suelos

Con esta  práctica, se pretende “disminuir el impacto negativo en el suelo que condiciones como las pendientes, la deforestación, la erosión y la labranza puedan generar por malas prácticas”. Se trata, en fin, de garantizar el manejo sostenible de los suelos. Esto se logra mediante la elaboración de un historial del uso del suelo que permite verificar los peligros y establecer las medidas necesarias para que estos no afecten la producción.

 

Manejo de semillas

Se trata de una serie de procedimientos que deben seguir los productores para asegurarse de que hagan un uso racional de fertilizantes y plaguicidas, de que la calidad y la procedencia de la semilla cumplan con los estándares, de que la semilla esté libre de plagas y, finalmente, de que logren la autorización para el cultivo de piña en Costa Rica.

 

También puede leer: El proceso de siembra y cosecha de la piña

 

Procedimientos operativos

Para lograr una producción de piña de alta calidad, se necesita seguir procedimientos operativos basados en las buenas prácticas agrícolas, entre los cuales se hallan: el diagrama de labores para una plantación comercial de piña, la preparación del suelo, la selección y el manejo de la semilla, la siembra, el control de malezas y plagas, la fertilización granulada y foliar, y la cosecha.

 

La calidad del agua y su utilización

Para tener una producción de piña óptima, se deben realizar unas actividades determinadas que permitan verificar la calidad del agua. Esto asegurará que se suministre la humedad necesaria para el desarrollo de la planta, evitando que el agua sea un medio de contaminación biológica o química. Algunos de los pasos que se siguen son:

 

  1. Analizar un mínimo de dos veces al año la calidad microbiológica y físico-química de las fuentes de agua.
  2. Aplicar medidas correctivas para prevenir la contaminación.
  3. Realizar mediciones periódicas para definir las necesidades de riego.
  4. Aplicar tratamiento a las aguas residuales para que no contaminen el suelo ni las fuentes de agua.

La cosecha

Para cosechar la fruta en el mejor momento, hay que seguir una serie de disposiciones generales que permitan responder a los requerimientos de los clientes y a las condiciones fitosanitarias establecidas.  Para planificar la cosecha, se deben considerar la cantidad de fruta a enviar, las condiciones climáticas, la higiene y el transporte, entre otros elementos.

 

Algunas de las disposiciones son:

 

  1. Cortar manualmente la fruta, tomándola de la corona e inclinándola para quebrar el pendúnculo.
  2. Colocar las frutas sobre una banda transportadora y depositarlas en contenedores de metal, en el caso de empresas grandes, y en cajas plásticas, en el caso de pequeños y medianos productores.
  3. Evitar el contacto de las cajas con el suelo.
  4. Desechar las cajas con las frutas que contiene en caso de que toque el suelo.   

 

 


Importar piña implica la selección de los mejores proveedores. Los altos estándares de calidad, así como el control y la promoción de buenas prácticas que se exigen en Costa Rica para la producción de piña, hacen que este país sea uno de los más frecuentados cuando se trata de importar esta fruta. A continuación, puede que te interese leer:

 7 prácticas que Pineapple company cumple con base en la certificación Rainforest Alliance