La piña es una fruta exótica y tropical, de sabor cítrico y refrescante, que está presente en la dieta de muchas familias.

Tiene muchas propiedades, ya que es rica en vitamina C, B1, B6 y aporta minerales como el sodio, el calcio y el potasio. Es diurética y desintoxicante y su consumo brinda sensación de saciedad debido a su alto contenido de fibra. Es una gran aliada cuando de bajar de peso se trata y posee una gran cantidad de agua

Seguramente has probado este delicioso manjar en bebidas, postres, ensaladas o simplemente sola en rodajas o en cubos. Si te preguntas cómo es el proceso de siembra para obtener tan rico alimento sigue esta lectura para obtener más información.

Su nombre científico es Ananas comosus L. y es una fruta originaria de América del Sur, entre Uruguay y Brasil. El fruto maduro de esta planta se obtiene 135 días después de que ha nacido la flor. En el presente, se cosecha muy especialmente en Costa Rica, desde donde es exportada a países como Estados Unidos e incluso al continente Europeo

Clima y suelo

La piña crece en en climas tropicales, requiere temperaturas entre 23 y 30 grados Centígrados, ya que una temperatura más alta o más baja influye en el crecimiento de las hojas de las plantas y en la calidad del fruto obtenido. La buena coloración de su cascara- piensa en un buen bronceado de piel- se debe a la alta luminosidad a la que debe estar expuesta. Además, debes saber que absorbe el agua de la atmósfera, por lo cual soporta largos periodos de sequía. Sin embargo, es muy importante que reciba la adecuada hidratación en la fase inicial de la siembra y durante la formación inicial de la flor y de la fruta.

El suelo debe ser aireado, debe contar con un buen sistema de drenaje y la fertilización adecuada, su pH ideal es de 5. Los meses preferidos para realizar la siembra, según la zona geográfica de Costa Rica donde se realiza la plantación, varían entre mayo (que es cuando comienzan las lluvias) y agosto; sin embargo, si se cuenta con un adecuado sistema de riego, se puede sembrar durante todo el año.

En Costa Rica son comunes dos variedades de piña: la Cayena Lisa y la Monte Lirio. La primera tiene hojas anchas y de color verde oscuro, cuando está madura su cáscara es rojiza, su pulpa varía entre los tonos amarillo pálido y amarillo dorado y posee un alto contenido de azucares. La segunda posee hojas de color verde con un toque rojizo y es de tamaño mediano, cuenta con poca fibra, pero tiene un buen sabor y un rico aroma. Esta última es cultivada solo en Centro América.

Primeros pasos

La semilla debe desinfectarse sumergiéndola en una solución de pesticidas y fungicidas por algunos minutos. El terreno debe estar limpio, sin residuos de vegetación. Hay que tomar en cuenta que la plantación debe estar expuesta directamente al sol, es decir debe ser realizada en un terreno donde no haya siembra de árboles. Se deben dejar los espacios adecuados para facilitar las labores de fertilización, cosecha de frutas y recolección de las semillas.

A la hora de cosechar

Ten en cuenta que la planta debe cosecharse según el destino que tendrá, esto quiere decir, si se va a exportar, el momento para cosecharla es cuando está en las primeras etapas de maduración, pero cuando todavía está verde; si es para el mercado nacional debe cosecharse, en una etapa de maduración intermedia, es decir no dejar que el estado de maduración haya avanzado. La cosecha se realiza de manera manual, girando la fruta para desprenderla o utilizando un cuchillo

En casa, hay quienes siembran este fruto en macetas y las van trasplantando a medida que se produce el crecimiento de la planta. En cualquier caso, es un rico alimento que debe ser consumido porque está lleno de propiedades nutritivas para el organismo.