Para las fiestas navideñas o fiestas de fin de año es usual que busques recetas nuevas para experimentar en la cocina. Aunque la receta que te presentamos hoy no es nueva y no desplazará al pavo relleno, estamos seguros de que te sorprenderá dulcemente.

 

Te hablamos del pastel volteado de piña, pero que puedes aprovechar, como ya decíamos para darle un toque menos convencional y más casero a esas cenas familiares en las que un postre siempre es bien recibido. Eso sí, avisa antes de probar todo que deben dejar un espacio para no perderse de tan rico pastel.

 

Pastel volteado de piña: receta para sorprender a la familia en las fiestas de fin de año

 

A continuación, te compartimos la lista de los ingredientes que debes usar para completar la receta. Desde ya te mencionamos que si deseas darle un toque con los colores navideños, uses alguna otra fruta roja o verde para decorarlo.

 

Ingredientes para el pastel volteado de piña

 

  • 4 huevos 
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1 taza de azúcar morena 
  • 1 lata de rebanadas de piña en almíbar, 
  • 10 cerezas marrasquino o fresas 
  • 1 taza de harina de trigo cernida
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  •  1/4 cucharadita de sal
  •  1 taza de azúcar blanca (o la que sueles usar) 
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de concentrado sabor almendra

 

Pasos para hacer un pastel volteado de piña

 

  1. Precalienta el horno a 170 ºC.
  2. Derrite 1/2 taza de mantequilla en un sartén a fuego lento.
  3. Retira del fuego y espolvorea el azúcar morena sobre todo el fondo del sartén. 
  4. Acomoda sobre el azúcar las rebanadas de piña necesarias para cubrir el fondo.
  5. Ubica las cerezas o las fresas entre las rebanadas de la piña (en el centro).
  6. Pon la harina junto con el polvo para hornear y la sal en reserva unos 10 minutos.
  7. Bate las claras de huevos en un tazón grande hasta alcanzar el punto de nieve.
  8. Agrega al tazón con las claras de huevo, poco a poco el azúcar blanca o la que sueles usar y continúa batiendo cada que agregues. Sigue batiendo hasta que las claras formen picos firmes al levantarlas con las aspas de la batidora.
  9. En otro tazón bate las yemas con batidora a velocidad alta, hasta que estén muy espesas y de un color amarillo pálido.
  10. Con ayuda de un batidor de globo o espátula de silicón, envuelve muy suavemente las yemas y los polvos cernidos en las claras batidas, utilizando movimientos giratorios de arriba hacia abajo. 
  11. Envuelve 1 cucharada de mantequilla derretida y el concentrado de almendra. 
  12. Vierte la masa sobre piña en el sartén.
  13. Hornea el pastel en el horno precalentado de 30 a 35 minutos, o hasta que pase la prueba del palillo.
  14. Pasa un cuchillo por las orillas del pastel para separarlo del sartén. 
  15. Deja dentro del sartén 5 minutos, luego voltea sobre un platón y retira el sartén.

 

Esperamos que esta receta te sea de utilidad para esas cenas familiares en la que todos disfrutan del calor familiar. Si quieres sorprender con un postre extra más entrada la noche, también te compartimos.

 

Receta para hacer helado de piña y ron